was successfully added to your cart.

La traqueobronquitis infecciosa canina, es una enfermedad aguda muy contagiosa localizada en las vías aéreas.

Está producido por varios agentes infecciosos entre ellos el virus de la gripe canina y una bacteria, la Bordetella Bronchiseptica.

El síndrome de Tos de la perrera afecta a los perros, rara vez infecta a los gatos.

Los perros presentan tos aguda e intensa, que suele exacerbarse con el ejercicio, en estados de excitación o cuando se presiona el cuello. En ocasiones también hay arcadas o descarga nasal.

En escasas ocasiones pueden aparecer complicaciones respiratorias secundarias a la traqueobronquitis. Los cachorros muy pequeños, los animales inmunodeprimidos o aquellos con alteraciones pulmonares previas pueden desarrollar una neumonía bacteriana secundaria. Los perros con problemas crónicos de las vías aéreas o con un colapso traqueal pueden experimentar exacerbaciones agudas y graves del problema.

El diagnóstico se basa en los signos clínicos existentes. Cuando los síntomas son graves está indicado un recuento sanguíneo y una radiografía de tórax. En los animales con problemas cardiacos o de edad avanzada está siempre indicada la radiografía.

En animales que no responden a la terapia está indicado el cultivo y antibiograma del exudado traqueal.

Algunas infecciones parasitarias pueden ser clínicamente indistinguibles de el cuadro descrito anteriormente.

El tratamiento de la tos de la perrera debe acompañarse de reposo. Además mientras el animal esté tosiendo es contagioso para los demás perros, por lo que no se recomienda que salga a sitios donde se congreguen animales susceptibles a la infección.

El pronóstico para una completa recuperación en los casos de traqueobronquitis no complicada es excelente.

Existen vacunas comerciales intranasales efectivas frente a esta enfermedad.

Leave a Reply