was successfully added to your cart.

La criptorquidia es el trastorno más frecuente del desarrollo sexual.

Se define como la ausencia del descenso de uno o ambos testículos a la bolsa escrotal.

El criptorquidismo es hereditario y se observa en mayor medida en perros de razas pequeñas y gatos persas. Los machos y las hembras son portadores del gen que lo produce.

Como la criptorquidia no afecta a la producción de testosterona, un animal con criptorquidia mostrará deseo sexual y puede ser capaz de cruzarse.

No existe tratamiento médico conocido que consiga el descenso de los testículos criptórquidos. En perros, el testículo criptórquido tiene una probabilidad 13 veces mayor de hacerse tumoral que el descendido.

Por ello la castración está enérgicamente recomendada. En animales con criptorquidia unilateral deben extirpase ambos testículos.

Leave a Reply