was successfully added to your cart.

La atopia es una enfermedad pruriginosa y el picor es su principal característica. Los pacientes alérgicos comienzan a tener picores entre los 6 meses y los 3 años de vida, que se manifiestan con intenso lamido entre los dedos, picor en la cara, axilas e ingle, así como otitis y picor en los oídos, todo ello acompañado con infecciones de la piel de diferente gravedad.

El picor hace que el animal se arranque su propio pelo.

Las atopias pueden estar causadas por muchos alérgenos, pero fundamentalmente suelen ser alérgenos del medio ambiente como: ácaros del polvo ambiental, hongos ambientales, piel humana o animal y múltiples componentes del polvo de casa. Muchos de estos alérgenos pueden estar presentes todo el año, pero aumentan su concentración con cambios de temperatura o humedad.

Los perros manifiestan su picor no solo lamiéndose, sino también frotándose contra objetos, mordisqueándose o lamiéndose.

Para conocer el origen de la alergia no solo se deben hacer pruebas analíticas sino que se debe investigar un poco:

  • Dónde presenta más picor el animal?
  • A qué medicamentos reacciona positiva o negativamente?
  • Tiene el animal un adecuado control a las pulgas?
  • Se alimenta de comida casera o pienso?
  • Si se alimenta de pienso, que marca de pienso es y cuáles son sus componentes?

Cuando la piel está afectada por una alergia su capa más externa esta en mal estado ya grietada. Esto favorece la proliferación de bacterias en estas grietas, lo que nos producen piodermas (infecciones) constantes que empeoran el cuadro. Además estas infecciones pueden ser mixtas, una mezcla de hongos y bacterias. Para mantener lo máximo posible la integridad de la piel y evitar lo máximo posible estas infecciones secundarias se debe suplementar a nuestro animal alérgico con ácidos omega 3 y 6. Estas sustancias no solo reparan esas grietas sino que favorecen la regeneración cutánea disminuyendo el picor y mejorando el cuadro.

¿Qué productos contiene estos ácidos grasos?

  • Capsulas de aceites esenciales
  • Pipetas o Spray Dermoscent
  • Piensos especiales para alérgicos

¿Cuál debemos elegir?

El que mejor se adapte a nuestro animal y a nuestro estilo de vida. A veces es necesario combinarlos.

MEDIDAS GENERALES PARA EL MANEJO DE UN PACIENTE ALÉRGICO

  • CONTROL EFICIENTE DE PULGAS
  • BAÑOS SEMANALES CON CHAMPÚS ADECUADOS: Disminuyen los alérgenos externos del animal, previenen las infecciones secundarias, controlan la seborrea. Los baños pueden ser más frecuentes si el paciente lo requiere.
  • ATENCIÓN Y DISTRACCIÓN DEL PACIENTE: Paseos y juegos frecuentes harán que nuestro animal no le preste tanta atención a sus picores.
  • CONTROL DE INFECCIONES SECUNDARIAS
  • EVALUACIÓN Y CONTROL DE OTITIS
  • MANTENER LIMPIOS LOS ESPACIOS INTERDIGITALES
  • LIMPIEZA DEL AMBIENTE DEL ANIMAL

LA CICLOSPORINA

La ciclosporina es un fármaco que inhibe la producción de sustancias corporales básicas en la génesis de la reacción alérgica. Este fármaco impide que la alergia avance hacia un estado crónico. Es un fármaco muy eficiente en el control del picor, aunque tarda en hacer efecto total alrededor de 4 semanas. Aunque no quita el picor de manera tan potente como la cortisona, se puede usar de manera crónica y tiene muchos menos efectos colaterales que esta.

Leave a Reply