was successfully added to your cart.

El A. abstrusus es un gusano diminuto que infecta a las vías aéreas pequeñas y parenquima pulmonar de los gatos.

Los caracoles o babosas son los hospedadores intermediarios.

La mayoría de los gatos con infección no tienen síntomas clínicos. Los casos sintomáticos por lo general son pacientes jóvenes.

El diagnóstico definitivo se establece con una radiografía de tórax y un examen fecal del animal. Deben examinarse numerosas muestras fecales porque no siempre hay larvas presentes.

El tratamiento esta enfocado a eliminar los parásitos y aliviar el esfuerzo respiratorio, aunque el pronóstico de los animales es excelente, algunos pueden tener secuelas para toda su vida.

Leave a Reply